• White Instagram Icon
  • White Facebook Icon

CONTACT

la gran entrada de Netflix a españa liderada por mujeres

El director de las 'Chicas del cable', Carlos Sedes, nos cuenta su experiencia trabajando en la primera y única serie producida por Netflix en España

 

1 de octubre de 2017 /

¿Cómo fue trabajar con Netflix?

Pues la verdad es que bastante cómodo, Netflix es una plataforma comercial, entonces al hacerlo con Bambú, me dijeron que buscaban algo tipo ‘Velvet’, entonces para nosotros era un género ya muy conocido. Fue bastante fácil para nosotros y donde más notamos fue en la duración de los capítulos ya que de las series nacionales de 70 minutos, las pasamos a hacer de 50 minutos. 

’Las Chicas del Cable’ es la primera, y hasta la fecha, la única serie de producción española de Netflix, ¿había mucha presión en este sentido?

Más que presión, yo creo que había ilusión, de intentar hacerlo mejor y ojalá se abran más puertas para nosotros y para el resto de empresas del sector audiovisual. Entonces, la verdad es que presión cero, muchísima ilusión pero presión poca. 

Aunque ya has trabajado en otras grandes series, ¿cómo está siendo la experiencia con ‘Las Chicas del Cable’?

Tanto ‘Gran Hotel’ como ‘Velvet’, que eran productos que ya habíamos hecho, que a Netflix le habían gustado y ellos buscaron a Bambú para hacerlo. Entonces, en cuanto a género, era un género muy conocido por nuestra parte. Si es verdad, que al principio nos costaba entender lo que ellos querían de nosotros, es decir, entender lo que un americano… porque nosotros estamos muy acostumbrados, y conocemos muy bien cual es el mercado nacional y quien ve la televisión en España. En cambio, hemos tenido que cambiar el chip con respecto a qué quieren los americanos para el mercado mundial. Ellos no querían hacer una serie española y localista sino que ellos querían una proyección internacional, y que les valiese para un mercado principalmente latino. La serie se está viendo tanto en Latinoamérica como en Estados Unidos, pero sobre todo en el mercado latino.

 

Para los directores, ¿de qué manera afecta que se suban las temporadas completas a la plataforma?

Para mi es una gran virtud, aunque yo como consumidor también lo hago, poder tener en una tanda toda la temporada es maravilloso, incluso poder tenerlo todo para saber donde empieza la serie y donde acaba es un auténtico lujo. 

Tú que has tocado todos los palos, ¿qué diferencia encuentras entre la cadena pública, la privada y las nuevas plataformas a la hora de trabajar con ellas? 

En cuanto a trato, porque ahora muchas veces escucho que se habla de las plataformas como libertad y demás… yo siempre me he sentido muy libre en mi trabajo y muy libre trabajando desde Antena 3, para La 1, etc. igual que para una plataforma, en ese sentido no he notado cambios. Hoy en día, esto es un negocio, entonces opina la cadena, opina el productor, opina el showrunner o el productor ejecutivo. Entonces, estoy muy acostumbrado a esa manera de trabajar.

¿Cómo te involucras tú como director, o hasta qué punto te puedes involucrar, en el proceso de elección de los actores y actrices que posteriormente dirigirás?

A mí, personalmente, siempre me ha gustado estar en cada prueba de casting, con Sara Bilbatua, cuando realizamos la prueba de casting con Bambú, ella elabora, y entre nosotros también elaboramos, un listado de nombres que nos gustaría ver o caras nuevas, pero yo asisto a cada prueba de casting. A partir de ahí se presenta al productor ejecutivo, el productor ejecutivo filtra, después el productor ejecutivo hace la propuesta a la cadena y, por último, la cadena escoge. 

Entonces, ¿te gusta trabajar mano a mano con los directores de casting?

Sí, me encanta, y además me gusta asistir a los castings. Incluso ir a los castings me vale para conocer al actor, no ver un vídeo que al final es algo más feo y más impersonal. Muchas veces, mira qué curioso es, en el casting ves el perfil de un personaje y viene un actor a hacer la prueba, pues cosas que me gustan de esa prueba las absorbo y después las utilizo, aunque no coja a ese actor para hacer el papel. 

Que todo el elenco sea femenino, ¿es una gran apuesta por vuestra parte y por Netflix?

Yo creo que es un recorrido de Bambú y de la historia de la empresa, porque no únicamente las actrices son mujeres, sino que la jefa de guionistas es mujer, la montadora es mujer… Y en el recorrido de las series, yo creo que ‘Las Chicas del Cable’ es una serie que habla mucho del mundo femenino y del mundo de la imagen, pero creo que ‘Velvet’ también tenía un casting muy femenino y todas sus protagonistas eran mujeres. Entonces, pienso que el camino de la productora también lo marca Teresa Fernández Valdés y Teresa nunca se olvida del mundo de la mujer sino todo lo contrario, lo intenta potenciar. Además hay una cosa que es muy curiosa y es que la televisión generalista en España está hecha para mujeres, lo que no es lógico es que no haya mujeres protagonistas.

 

Ambas series, tanto ‘Velvet’ como ‘Las Chicas del Cable’, son series de otra época que no es la actual, en cambio, ¿se puede decir que son series que tratan temas contemporáneos?

Sí, a mi me encanta Stefan Zweig, un autor austriaco, que era un hombre que ya hablaba de ese tipo de cosas antes de la II Guerra Mundial. Nosotros hacemos un poco lo mismo, intentar irnos a otra época para hablar de algo que es muy actual. En ‘Las Chicas del Cable’ o ‘Velvet’, digamos que eran las primeras veces que la mujer tenía derecho a trabajar e incluso que no necesiten la figura masculina en algunos de los personajes.

 

Además, ‘Las Chicas del Cable’ trata un tema muy sensible actualmente como es la violencia de género, ¿cómo se trató esa parte? 

Ahí intentábamos retratar, sobre todo, que por desgracia fue una época en la que la sociedad era machista y queríamos reflejar el paso que tenía que dar el personaje para liberarse de todo eso.

  • Twitter - Black Circle
  • https://www.instagram.com/uniondeact
  • https://www.youtube.com/channel/UCBg