top of page

"HAY QUE INVENTAR LA VIDA PORQUE ACABA SIENDO VERDAD"

Mujeres creadoras.
Especial 8 de Marzo.
Día internacional de la Mujer

laura Hojma

  • X
  • https://www.instagram.com/uniondeact
  • https://www.youtube.com/channel/UCBg

Marzo de 2024

 

Texto por Ana Mora

Maquetación por Alfonso Gómez

Presidenta y Crítica de cine y TV

Portada Reportaje.png

Un año más, el 8 de marzo nos cita con las mujeres. Actores&Actrices Revista ha reunido a nueve mujeres profesionales, creadoras, que desempeñan su labor en el sector de las artes audiovisuales y escénicas, para reflexionar sobre cómo ponen en valor lo femenino a través de sus propios trabajos diarios y plantear hacia dónde se debe remar de cara a un futuro. 

Más allá de una ‘habitación propia’ –indudablemente necesaria–, ese espacio, que ya Virginia Woolf reivindicaba allá por 1929, debe extenderse y abrirse hasta inundar de igualdad real todos los ámbitos de la cultura y de la realidad, derrumbando paredes y techos. Como ya adelantó la escritora Carmen Martín Gaite, tan necesaria es la existencia y la garantía de un ‘cuarto de atrás’, cancerbero de la más íntima libertad, de la imaginación, de la creatividad, del recuerdo y de la memoria de una misma; como la posibilidad de atravesarlo, de abrir sus puertas de par en par y de dar paso a la realización y a la acción. Una acción que ha de traducirse en la ejecución de proyectos, en la puesta en marcha de creaciones que, independientemente del género, se lleven a la realización en una igualdad de oportunidades y condiciones. Películas, obras de teatro, guiones, producciones, cortometrajes, musicales, monólogos, documentales…. Es cierto que en los últimos años hemos asistido a un auge de los trabajos realizados por mujeres que visibilizan las perspectivas y las voces femeninas, permitiendo plasmar el sentir y la vivencia de la realidad, la sexualidad, los conflictos y las historias desde sus propias creencias, interiores y cuerpos. Pero no todo acaba ahí.

Esto ha de ser solo el inicio. Es fundamental seguir (re)construyendo, pues, en palabras de Ana María Matute: “el mundo hay que fabricárselo uno mismo –y una misma, podríamos añadir–. Hay que crear peldaños que te saquen del pozo. Hay que inventar la vida porque acaba siendo verdad”. Y en esas estamos, en la invención y en la reinvención, en la construcción y en la reconstrucción, en una creación que se traduzca en la cimentación de un mundo más igualitario, donde se escuchen las voces, las historias, los conflictos y las narrativas contadas por mujeres. 

 

“Señoras mías, el movimiento se demuestra andando” declaraba en 1916 la escritora María de la O Lejárraga en sus Cartas a las mujeres de España. Y es, precisamente movimiento, el que desempeñan María Guerra (periodista y crítica de cine), Inma Cuesta (productora y actriz), Ángeles Maeso (productora y guionista), Laura Galán (actriz), Laura Hojman (directora, guionista y productora), Carlota Álvarez Basso (gestora cultural y co-directora del Festival de Cine por Mujeres de Madrid), Puy Oria (productora), Verónica Ronda (actriz), Paloma Fernández (representante) y Verónica Ronda (actriz). Mujeres cuyo trabajo es homenajeado a través de este reportaje.

A todas ellas, hemos planteado dos preguntas cuyas respuestas conforman el sentido de este escrito. En primer lugar, cuentan cómo, día a día, ponen en valor lo femenino a través de su propio trabajo. Y, en una segunda cita, responden con miras al futuro, ¿hacia dónde crees que debemos remar? ¿Aún deberían darse cambios que hagan avanzar concretamente en tu sector profesional, en el ámbito cultural y dentro de la artes escénicas y audiovisuales?

Aunque siga existiendo desigualdad, al menos, ahora, cada vez hay más guionistas, directoras, productoras, comunicadoras, actrices, dramaturgas, en definitiva, mujeres creadoras que han perdido el miedo y se lanzan a la construcción y reivindicación de sus espacios. Esto es, tan solo, el principio. 

María-guerra-foto-Javier Jimenez Bas.jpg

María Guerra

Presidenta y Crítica de cine y TV

inmacuesta.jpeg
Angeles_Maeso_B&N.jpg

LOBA LOBA

Inma CuestaÁngeles Maeso socias fundadoras de la productora LOBA LOBA 

Laura_Hojman (1).jpg

Laura Hojman

Directora, guionista y productora de cine

María-guerra-foto-Javier Jimenez Bas.jpg

María Guerra

Periodista y crítica de cine y televisión. Presidenta de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE).

Tras el micro es ‘La Script’, un exitoso podcast donde da voz a profesionales del sector audiovisual.

Pongo en valor lo femenino cogiendo de manera consciente el micrófono y diciendo claramente lo que creo que nos pasa a las mujeres de nuestro sector en 2024: sin pedir permiso, ni perdón. Por fin, he perdido el miedo a ser incómoda. Creo que uno de los problemas de las mujeres de mi generación -tengo 58 años- es que hemos practicado un feminismo individualista de supervivencia. Y eso está cambiado gracias a un movimiento feminista transgeneracional que hay que mantener, sin bajar la guardia. Ninguna generación de mujeres debe pensar que sus logros son definitivos".

"Creo que no debemos perder la perspectiva de género en la información cinematográfica y audiovisual. Pero ahora mismo, me preocupa que no seamos capaces de incluir a los hombres en nuestro objetivo de lograr la igualdad real.

Cuando creamos nuestra productora, decidimos que nuestra imagen de marca siempre fuese acompañada de un manifiesto que delimitase el contenido de las historias que nos interesa producir. LOBA LOBA nace con el compromiso de crear historias que potencien la narrativa sobre las mujeres en la ficción. Reivindicando su lugar y representándolas en toda su diversidad. Esta decisión, lejos de cerrarnos puertas, ha atraído guiones, talento, coproductoras que reman en la misma dirección, e incluso financiación privada que no hubiésemos alcanzado tan rápidamente si no hubiésemos sido tan claras y sin complejos en nuestras intenciones".

"Según datos del estudio realizado por CIMA en el 2022, la mayor desigualdad que padecemos las mujeres en el audiovisual, ya no es la cuota de directoras (un 24% frente a un 76% de directores varones), que también. El gran reto está en equilibrar los presupuestos de las producciones. Los largometrajes dirigidos por mujeres, de media implican unos costes de 1.592.000€ aproximadamente. En los dirigidos por varones, la media asciende a 2.708.000€ aproximadamente. La brecha económica de género es del 41%. Aún así, nuestras compañeras han conseguido solo en estos cinco últimos años el Oso de Oro en Berlín, el European Achievement in World Cinema, la Concha de Oro del Festival de San Sebastián, el Oso de Plata a la Mejor Interpretación, el premio Label Europa Cinemas en la Quincena de Realizadores de Cannes... Obviamente sabemos hacerlo muy bien. Pero dicho esto y parafraseando a Celia de Molina, lo que reivindicamos también es tener la oportunidad de hacer "nuestros truños" pero ojo, siempre con dinero

inmacuesta.jpeg
Angeles_Maeso_B&N.jpg

Productora Loba loba

Productora co-dirigida por Ángeles Maeso e Inma Cuesta, que nace con el compromiso de crear historias que potencien la narrativa sobre las mujeres en la ficción. Reivindicando su lugar y representándolas en toda su diversidad.

Laura_Hojman (1).jpg

Laura Hojman

Directora, guionista y productora de cine al frente de Summer Films. Ha sido presidenta de la Asociación Andaluza de Mujeres en los Medios Audiovisuales (AAMMA) y es miembro de la Academia de Cine de España.

Sus documentales “A las mujeres de España. María Lejárraga” y “Antonio Machado. Los días azules”, recibieron numerosos reconocimientos, entre ellos, la nominación a los premios Goya, a los Feroz y los Forqué.

"Considero mi trabajo como cineasta una proyección de mí misma, de lo que soy, de los temas que me interesan, me importan, me emocionan, y en ese sentido, mi conciencia feminista está reflejada en el cine que hago y en mi forma de trabajar. En mi último documental, "A las mujeres de España. María Lejárraga" quise hacer un relato de la ocultación y el desinterés por la historia de las mujeres, incluso de las que tuvieron éxito profesional y lograron grandes hazañas. Había algo de querer transmitir: "no solo te pasa a ti, es una historia común, nos ha pasado siempre". Pero también quise contagiar ese feminismo vitalista de María Lejárraga e incluso cierta rabia, la que nos lleva a la acción, a levantarnos y cambiar las cosas. Como guionista, directora y productora me preocupo por visibilizar los temas que nos atañen a las mujeres y por los que el cine tradicionalmente, no se ha interesado. Como productora miembro de ANCINE y en mi etapa como presidenta de AAMMA (Asociación Andaluza de Mujeres en los Medios Audiovisuales), siempre he tenido algo muy claro. El cine empieza desde la producción y si queremos que la situación de la mujer cambie en el sector, tenemos que empezar a trabajar desde aquí. Las películas dirigidas por mujeres cuentan todavía con la mitad de presupuesto que las dirigidas por hombres. Hay todavía en el imaginario colectivo una asociación de la mujer con lo pequeño, con lo menos importante. Desde las instituciones y las asociaciones de profesionales tenemos que poner en valor nuestras historias, nuestra mirada, incluso otras formas de trabajar. Y para eso, necesitamos estar juntas".

"El cine sigue siendo un sector muy masculinizado, en los puestos de responsabilidad, en las dinámicas de trabajo y en las temáticas y miradas de las películas. Sin duda nos queda un larguísimo camino. Me gusta ver como cada vez somos más directoras las que reclamamos dirigir desde otro lugar, crear una forma propia de relacionarnos con los equipos y de trabajar en el set. Por otra parte, cuando solemos reclamar más personajes femeninos, creo que quizá deberíamos poner el foco en qué personajes femeninos, en cómo están escritos. Personalmente, estoy harta de ver personajes femeninos estereotipados que no me creo. Debemos empezar a mostrar mujeres en el cine creadas desde la verdad, mujeres de distintas edades, con diferentes cuerpos, con distintas vidas, mujeres a las que les pasan cosas. Empezamos a verlas en los últimos años gracias a los trabajos de grandes directoras y guionistas, y a las productoras que apostaron por ellas, pero hay que seguir. Ser directora, guionista o productora es muy difícil y no tendría que ser así. Así que ahí hay mucho trabajo por hacer.

foto-puy-oria.jpg
1323byn.jpg
Carlota-Álvarez-8M.jpg
Verónica-ronda-8m-actoresactricesrevista.jpeg
IMGP0071_edited.jpg

Puy Oria

Productora cinematográfica

Laura Galán

Actriz de cine, teatro y televisión

Carlota Álvarez

Co-directora Festival Internaciol

Cine Por Mujeres

Verónica Ronda

Actriz y cantante

Paloma Fernández

Representante de artistas y Presidenta ARAE

foto-puy-oria.jpg

Puy Oria

Productora cinematográfica. Fundadora de la productora audiovisual Oria Films. Nominada a los Premios Goya en la categoría de Mejor director de producción por la película Obaba.

Llevo dedicándome al sector audiovisual más de 30 años, tanto desde la labor de técnica en producción de campo, como productora independiente, representante de asociaciones y federaciones de producción, consultora o formadora. Siempre he estado unida a las voces que desde los diferentes sectores sociales han defendido los derechos de las mujeres, y siempre he producido los proyectos de directoras o directores que me han emocionado y que he considerado que aportaban algo importante tanto cinematográfica como socialmente".

"Me ilusiona que cada vez sean más las directoras y guionistas que triunfan tanto a nivel nacional como internacional, que cada vez haya un mayor número de mujeres técnicas en los diferentes departamentos del sector audiovisual pero, además, me parece fundamental que las mujeres sigamos peleando por ocupar cada vez un mayor número de puestos de representación en la industria, instituciones y organismos de nuestro sector porque es en estos puestos directivos, desde dónde realmente se toman las decisiones sobre el tipo de historias a contar, quién y cómo se cuentan, así como quienes interpretarán los papeles protagonistas. Otra cuestión importante es la necesidad de continuar la labor formativa del alumnado, potenciando el emprendimiento femenino y, por supuesto, aumentando el apoyo para la puesta en marcha de empresas audiovisuales creadas por mujeres, así como favorecer su trabajo a través de coproducciones nacionales e internacionales con el objetivo de conseguir la máxima distribución, difusión y promoción de sus contenidos audiovisuales.

Creo que una de las opciones más importantes que tengo en mi mano para poner en valor lo femenino es reivindicando referentes, autoras, actrices, directoras, artistas, tanto de la actualidad, como del pasado. Y apoyar siempre a las compañeras que tengo al lado, intentando dar visibilidad a los trabajos y proyectos impulsados por mujeres. Muchas veces los personajes femeninos que nos llegan están en un segundo plano, supeditados al personaje masculino, por lo que, humildemente, intento que mis personajes sean interesantes por pequeños que sean".

"Miro con esperanza, pero con cautela. La sociedad cada vez es más consciente de la necesidad de igualdad real, pero sigo viendo con temor que hay otra parte de la población no lo es. Creo que hay que seguir con una labor muy profunda de pedagogía, ir a la base de la educación para que nuestros hijes vivan en un entorno diferente. Creo que las compañeras debemos seguir de la mano. Me gusta pensar que no somos competencia, somos artistas intentando remar hacia el mismo lado. Porque a mí lo que más me nutre, me enriquece y me hace evolucionar, son las increíbles mujeres que tengo a mi alrededor y a las que admiro. Es fundamental reivindicar más posibilidades reales para las creadoras. La categoría de Mejor dirección novel en los premios Goya en los últimos siete años, ha sido ganada por una mujer. No ocurre así en la categoría de Mejor dirección. Ahí está el salto. Ese es el abismo que hay que mirar, porque hay futuro.

1323byn.jpg

Laura Galán

Actriz de teatro, cine y televisión. En 2022 ganó el Premio de la Unión a Mejor Actriz Revelación y el Goya a la Mejor Actriz Revelación por su interpretación en Cerdita, película de Carlota Pereda

Carlota-Álvarez-8M.jpg

Carlota Álvarez

Basso

Gestora cultural y co-directora del Festival Internacional de Cine por Mujeres.

Yo soy feminista desde que tengo uso de razón y llevo más de 32 años dedicándome a la gestión cultural. En el 2017, tanto Diego Mas Trelles, co-director del festival -que es programador y asesor de festivales de cine nacionales e internacionales desde hace muchos años-, como yo, nos dimos cuenta de que había excelentes películas dirigidas con mucho talento por mujeres que tenían múltiples premios internacionales, que no llegaban a ser distribuidas o mostradas en España. Así que decidimos ocuparnos, no solo preocuparnos, poniendo en marcha un festival de cine dirigido por mujeres en Madrid, con el cual podríamos proyectarlas, junto con otras películas dirigidas por españolas que tienen gran calidad. Con este festival queremos: dar visibilidad a esos trabajos; reivindicar sus trayectorias; demostrar que las directoras pueden dirigir todo tipo de géneros; hacer películas para todos los públicos. Además, nos hemos convertido en un punto de encuentro de las profesionales del sector. A día de hoy, hemos celebrado 6 ediciones: proyectamos una media de 70 largometrajes en 20 sedes del centro de Madrid y, 3 meses después, llevamos las 20 películas de la competición internacional y nacional a La Coruña desde hace dos ediciones.

"El cine, como arte y como industria, es un reflejo de la sociedad. En su seno se reflejan y reproducen muchos de los mecanismos, jerarquías, condicionantes, usos y costumbres de la sociedad en la que está inserto, por lo que es, también, un sector profesional muy masculinizado. En la actualidad la situación ha mejorado un poco, dado que los recientes incentivos políticos han favorecido la incorporación de las mujeres a la industria del cine y han funcionado adecuadamente, si bien, en general, las directoras cuentan con presupuestos más bajos. En aquellos países donde la paridad es mayor, promovida por una legislación acorde, esa igualdad se reproduce en todos los ámbitos de la sociedad, y también en el sector del cine y en sus contenidos. Por consiguiente, consideramos que esos apoyos deben mantenerse para poder inspirar a los más jóvenes desde el ejemplo de las mujeres creadoras. Una cultura y una educación en la igualdad y en la diversidad debería acabar definitivamente con la desigualdad social y, por ende, en la industria cinematográfica.

Creo que lo femenino no hay que diferenciarlo ni separarlo de la vida que una lleva. Toda mi vida he puesto en valor lo femenino de forma automática, natural, sin diferenciar trabajo, vida, ocio etc, sin rivalizar ni querer hacer lo que hacían los hombres, hacía lo que yo quería hacer. Lo femenino ha ido conmigo y me ha costado algún disgusto, en otros tiempos ir en moto grande por Madrid, cuando era la única mujer que lo hacía, ponía nervioso a más de uno. Los referentes, mujeres y hombres que han peleado por hacer aquello que querían hacer. Como presidenta de ARAE, donde hay una mayoría de mujeres, poner en valor lo femenino es tratar a todos por igual, como en la vida".

"Es evidente que el mundo está dirigido por hombres y eso ha lastrado el trabajo de muchas mujeres. En el mundo de la representación, al ser mayoría las mujeres, los hombres están acostumbrados a ello, y esa quizá sea la palabra, hay que acostumbrarlos. Últimamente vemos muchas mujeres dirigiendo y contando historias de mujeres poniendo en valor el trabajo de las actrices, creo que ese es el camino y aunque ahora hagan trabajos con presupuestos más reducidos, pensemos que Almodóvar hizo Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, con 500.000 ptas. (3.000€) y Amenábar Tesis con 700.000€, pero como era lo que querían hacer, ahí siguieron.

IMGP0071.JPG

Paloma Fernández

Representante de artistas y Presidenta de ARAE (Asociación de agentes de actores y actrices de España)

Verónica-ronda-8m-actoresactricesrevista.jpeg

Verónica Ronda

Actriz y cantante. Actualmente protagoniza el musical Mamma Mía donde interpreta a Donna. Ha protagonizado trabajos en escenarios y televisión, y ha puesto voz a numerosas BSO. 

Dirige el Departamento de Voz de SOM ACADEMY, siendo coach vocal para Billy Elliot, Grease y Matilda, la JCNTC, el CDN, Teatro de la Abadía y Teatro Kamikaze.

Creo que faltan mujeres, en lo que concierne al teatro musical, aunque es verdad que cada vez más se cuentan historias de mujeres. Afortunadamente, yo en este momento trabajo en una empresa donde el papel de la mujer es importante, y esto es significativo, porque los puestos de trabajo, desde oficina hasta técnicas, están ocupados por un gran número de mujeres.  Creo que queda bastante, pero yo tengo que decir que en el caso de la empresa en la que trabajo, SOM Produce, 5 de los 12 espectáculos que tienen en cartel son historias de mujeres, incluido el que protagonizo, Mamma Mia".

"Creo que es necesario que veamos en el teatro musical más mujeres al cargo de la dirección artística y, por supuesto, en la dirección musical. Creo que actualmente no hay en ninguna de las producciones con mujeres al cargo de la dirección musical, por ejemplo. Esta temporada que estamos viviendo está siendo una buena temporada para ver historias protagonizadas por mujeres, ahí tenemos: Mamma Mia, Matilda, Una Rubia muy legal, Bailo bailo, Pretty woman, Chicago, En tierra Extraña, Una luz tímida, algo que dice bastante sobre ese cambio en el que estamos remando y sobre el que tenemos que seguir construyendo.

· Texto por Ana Mora

· Maquetación por Alfonso Gómez

bottom of page