• White Instagram Icon
  • White Facebook Icon

CONTACT

TEATRALIA, LA INFALIBLE CONEXIÓN DEL IMAGINARIO INFANTIL Y EL ARTE

  • Twitter - Black Circle
  • https://www.instagram.com/uniondeact
  • https://www.youtube.com/channel/UCBg
Nos adentramos en la edición de este año del Festival Teatralia

Por: Adolfo Simón

20 de mayo de 2019 /

©Aitor Saraiba

Ya no es una novedad el interés que despiertan entre todo tipo de público los nuevos enfoques que se realizan de forma profesional en el ámbito de la producción escénica para los niños, jóvenes y familias. No solo se ha creado una cierta especialización si no que se han desarrollado poéticas y propuestas con resultados de gran nivel.

“Mucho más de lo que pensamos comprende el niño. Está dentro de un mundo poético inaccesible, donde ni la retórica, ni la alcahueta imaginación ni la fantasía tienen entrada. Planicie con los centros nerviosos al aire, de horror y belleza aguda, donde un caballo blanquísimo mitad de níquel mitad de humo, cae herido de repente en un enjambre de abejas clavadas de furiosa manera sobre sus ojos.

"Muy lejos de nosotros, el niño posee íntegra la fe creadora y no tiene aún la semilla de la razón destructora. Es inocente, por lo tanto sabio, y desde luego comprende, mucho mejor que nosotros, la clave inefable de la sustancia poética". Cuando Federico García Lorca pronunció estas palabras, en Madrid, el 13 de diciembre de 1928, la neurociencia aún no había llegado a algunas conclusiones fundamentales sobre el cerebro infantil y su fabulosa capacidad para conectar con el arte. Entre la “planicie con los centros nerviosos al aire” que el poeta dibujó y el concepto científico de “plasticidad neuronal” parece haber una conexión intensa que se distingue solo por la palabra poética.

Al teatro, prosa, poesía, dibujos, música… que componen el legado Lorquiano, hay que sumar una sensibilidad e intuición extraordinarias para captar en esencia la niñez y, por tanto, el alma del ser humano. Federico reconoce en los niños “un sentido poético de primer orden” y describió sus juegos como creaciones maravillosas de alguien aún “no turbado de inteligencia”.

La conferencia sobre Canciones de cuna españolas, impartida en la Residencia de Estudiantes hace poco más de 90 años, constituye para la edición de Teatralia de este año, la mejor declaración de principios. No se puede encontrar palabras más hermosas ni más luminosas para proclamar las plenas capacidades del niño, que no son las mismas que las del adulto pero ni son menos ni son peores; son solo las propias de la infancia.

Y de teatro y las demás artes escénicas trataba la programación del festival Teatralia, en su 23 edición, a la que acudieron 27 compañías procedentes de Canadá, Francia, Italia, Dinamarca, Reino Unido, Chile, Holanda, Portugal, República Checa y España. Compañías y artistas con los que hubo la complicidad necesaria para traer a la región el mejor teatro para la infancia y para los jóvenes que se hace en el mundo.

Como en el teatro que se dirige a público adulto, el infantil plantea mil y una cuestiones con multitud de códigos. Lejos de constituir un bloque monolítico, es expresión de distintos artistas que aportan su mirada propia a los asuntos más variopintos: la historia de Romeo y Julieta como punto de partida para abordar la violencia, Blancanieves para hablar de chicas que saben salvarse a sí mismas, la integración de la discapacidad, las diferencias conyugales en una pareja de tortugas, una niña enfrentada a una situación que la hará crecer de golpe, un niño enfrentado a un secreto de familia, la amistad por encima de las diferencias, la noche y el insomnio y hasta la terrorífica historia de Nosferatu fueron argumentos que vimos en este festival. Contados, bailados, proyectados, interpretados, en títeres, en imágenes animadas, con actores, con músicos, con artes circenses, con palabras, sin palabras… según la mirada de los artistas que firmaron las 24 obras que se vieron en 32 municipios de la región.

Una frase de Pablo Picasso sintetiza el sentir de aquellos artistas que se han visto interpelados por la infancia –no solo la propia- y que la incorporan a sus creaciones como interlocutor necesario. “Desde niño pintaba como Rafael, pero me llevó toda una vida aprender a dibujar como un niño”, parece ser que decía el genio malagueño.

Teatralia, Festival de Artes Escénicas para público infantil y juvenil que organiza la Comunidad de Madrid llega a su 23 edición en 2019. El festival tuvo lugar del 7 al 31 de marzo, en 32 municipios de la región. Su carácter internacional y la calidad de la programación han hecho de Teatralia un referente indiscutible en las artes escénicas dedicadas a este sector del público, consolidado como un certamen internacional que reúne propuestas de disciplinas variadas con el denominador común del rigor artístico.

Además de la exhibición de espectáculos, Teatralia organizó actividades paralelas, entre las cuales este año destacó el Encuentro Teatralia, que se desarrolló del 13 al 15 de marzo. Los encuentros Teatralia se han celebrado durante 12 años consecutivos (1999-2010) en la ciudad de Alcalá de Henares. Y en esta edición, el encuentro ha tenido lugar en la ciudad de Madrid. En esta actividad, se quiso compartir con profesionales del sector la asistencia a una serie de espectáculos nacionales e internacionales seleccionados de la programación general del Festival. Asimismo, se propició a algunos espacios de pensamiento sobre la creación para público infantil y juvenil, con conferencias y mesas redondas. Por último y muy importante, se pretendió que estas jornadas constituyeran unos días de encuentro y diálogo entre responsables de programación y artistas que trabajan con este público específico.

Durante casi tres jornadas de intercambio profesional, unos y otros pudieron compartir experiencias, conocimientos, establecer vínculos directos y entre todos, propiciar un mejor desarrollo del teatro para la infancia y la juventud.

Otra línea de acción es la campaña escolar que organiza Teatralia que contó con una excelente acogida por parte de los centros educativos de la Comunidad de Madrid y consiste en ofrecer la programación del festival en horario y días lectivos para que profesores y alumnos pudieran disfrutar la experiencia de asistir al teatro como parte de sus actividades formativas. Los precios de las entradas en campaña escolar eran más económicos que los de las funciones de fines de semana, al tener un tratamiento de entradas de grupo.

Programación de interés, encuentros entre profesionales y funciones dedicadas a los escolares; el público del futuro, hacen de Teatralia, un espacio que atiende necesidades y propicia dialogo entre sectores, sin duda, uno de los marcos de artes escénicas más importantes de nuestro país.